sábado, 15 de marzo de 2008

Persecución impresionante cerca de las Bardenas Reales (II)

J.L. Guillerma, en “Importantes observaciones OVNI en las provincias de Logroño, Navarra y Álava” (Stendek, nº 35, marzo 1979, pp 9-13) hace referencia a este caso y menciona un tiempo perdido, de los testigos, durante el avistamiento (unos quince minutos). Los cuatro kilómetros y medio que hay desde el cruce de Rada hasta Mélida, se recorren en tres o cuatro minutos.



Según Guillerma, el incidente comenzó hacia las 4:30 y concluyó a las 4:45 de la madrugada y, por lo tanto, hay un tiempo en el suceso que sobra. En el mencionado artículo escribe que parece ser que el conductor del vehículo pudo estar detenido unos veinte minutos, decidiendo que dirección tomar (si darse media vuelta y regresar a Caparroso o seguir hacia Mélida), mientras el OVNI se encontraba sobre ellos y habla de una dudosa laguna temporal basado, todo ello, en comentarios con familiares de los testigos (recordemos que no pudo entrevistarlos porque habían vuelto a su lugar de residencia).

Si lo anterior ocurrió realmente, se pregunta: “¿qué pudo suceder en ese TIEMPO MUERTO que nos sobra? ¿Por qué el OVNI persigue a los testigos hasta Mélida y luego queda estático durante varios minutos sobre el pueblo? ¿Es un intento de observación de las reacciones de sus perseguidos?"

Y a continuación indica el método que habría que emplear para contestar a esas preguntas: “Una sofronización, debidamente controlada y realizada, sobre María del Carmen y su esposo podría habernos dado las respuestas. Pero esto, desgraciadamente, como en la mayoría de los casos, no es posible por motivos evidentes que no hace falta explicar.”

Como dice Manuel Borraz, analizando este caso, en “OVNIS: HISTORIAS INCREÍBLES CON EXPLICACIONES CREÍBLES” (CEI, nº 1, febrero 1997): “¡Afortunadamente!, deberíamos celebrar. Durante el curso de unas sesiones de hipnosis llevadas a cabo de forma poco escrupulosa los protagonistas del caso podrían verse expuestos a sugestiones aberrantes para su equilibrio psicológico so pretexto de explorar un presunto episodio olvidado de sus vidas. Pero es más, el mero hecho de someterlos a dicha sofronización, ¿acaso no los predispondría ya a recrear obsesivamente toda una serie de temores hasta ese momento en estado latente y deshilvanados?”

Si hasta el propio Guillerma ya sugiere, en su trabajo, las dudas que tiene sobre el citado tiempo perdido, éstas (las dudas) se aclaran si miramos, en las notas de prensa y en el cuestionario rellenado por los testigos, la hora de inicio del avistamiento: ¡el incidente comenzó a las 4:45 horas! Con lo cual, lo que hay es un error horario introducido involuntariamente en la conversación de Guillerma con los familiares de los testigos, y no un tiempo perdido.

Además, los observadores son muy claros al relatar el incidente y no mencionan nada parecido a lagunas temporales o a estar veinte minutos parados bajo el OVNI, solventando qué dirección tomar.

En la fotografía, que incluyo a continuación, puede verse el escenario de los hechos justo cuando comenzó la observación. Está sacada unos 400 metros antes del cruce de Rada y muestra el horizonte ENE. El OVNI apareció sobre el pinar.


(Continuará...)

No hay comentarios: