martes, 25 de noviembre de 2008

Grabación de un OVNI en el aeropuerto de Bucarest

El día 9 de junio de 2008, Gardianul difundía una grabación de vídeo realizada a una extraña luz voladora en la noche del 11 de mayo de 2004 y observada desde el aeropuerto de Otopeni (a partir de mayo 2004, se llama Henri Coanda). Seguidamente pueden ver parte de la citada grabación.



Las tomas se hicieron con dos cámaras desde la torre de control del mencionado aeropuerto, comenzaron a las 22:49 horas y finalizaron a las 23:21 horas locales (GMT+3). En este sitio se puede ver la media hora de vídeo condensada en tres minutos. Gracias a las averiguaciones efectuadas por Manuel Borraz, se sabe que las cámaras apuntaban hacia el NW cuando filmaban al supuesto OVNI.

Ante la sospecha de que pudiera tratarse de un astro (la luz desciende de izquierda a derecha como lo haría un cuerpo celeste cerca de su ocaso), se comprueba si había alguno brillante en esa zona del cielo y, efectivamente, esa noche a las 22:49 horas locales estaba el planeta Venus en el cielo y a poca altura sobre el horizonte. Tenía un azimut (origen el Sur) de 122º (ubicado hacia el NW) y una altura de 7º.


La explicación Venus ya fue considerada por estudiosos y grupos ufológicos rumanos, como se puede leer aquí. Pero el dato que termina por confirmar la autoría del citado planeta en el caso es el que ofrece Manuel Borraz. En el siguiente gráfico muestra una captura del vídeo donde se observa un aparcamiento de coches y, en el cielo, el supuesto OVNI. Esta imagen panorámica, comparada con una vista aérea del aeropuerto donde se ha trazado el azimut de Venus, corresponde al NW y el ovni coincide con la posición del brillante planeta.

¿Dónde estaban y adónde apuntaban las cámaras?

- Cámara "38": Se ve cómo la van rotando hacia la izquierda desde una posición inicial apuntando como hacia el Este desde la torre de control (esto se deduce comparando las imágenes con una vista aérea de la zona). Primero se ve la zona de los "fingers" y la cámara sigue girando hasta rebasar, aparentemente, el norte, por lo que podría acabar apuntando hacia el NW perfectamente. Al final no hay referencias claras para confirmarlo.

- Cámara "39": En este caso sí hay confirmación plena de que apuntaba a Venus. Concretamente, hay unos "carteles" que pueden identificarse claramente a partir de las sombras en la vista aérea (uno más largo, otro más alto, etc. en posiciones muy determinadas) y sirven de referencia (indico A, B, C, D). Ver archivo "Venus2255h". La cámara estaba ubicada, con toda probabilidad, en algún punto de la torre de control.Observación: la imagen del paisaje captado por la cámara está ligeramente rotada, como muestran las luces del fondo (las luces de la carretera iluminada del fondo se alejan hacia la derecha

-luces cada vez más juntas-y sin embargo la inclinación no es la correcta para un paisaje tan llano; de la misma forma, más arriba hay una hilera de luces más lejanas que se apartan sospechosamente de la horizontalidad). En el archivo "Venus2255h", la imagen se ha rotado para compensarlo. (Manuel Borraz)

El tiempo de grabación de las dos cámaras es este (dato ofrecido por Borraz):

Este es el timing de la filmación divulgada por Gardianul:

Desde 22:49:48 (principio) hasta 22:50:19, cámara 39;
hasta 22:53:22, cámara 38;

hasta 22:56:21, cámara 39;
hasta 22:57:24, cámara 38;
hasta 23:21:01 (final), cámara 39.

Como vemos, Venus sigue haciendo de las suyas y abra que tener cuidado, durante estos atardeceres, de no caer bajo su influjo ya que el citado lucero es visible por el SW. Se dirige hacia Júpiter y a finales de noviembre y principios de diciembre estarán los dos juntitos. O sea, que ojo al dato no vaya a ser que se dé por buena la confusión de algún despistado.

jueves, 13 de noviembre de 2008

El OVNI de Manises apareció por Pamplona

Un año antes de producirse el famosísimo caso de Manises, uno de los mejores de la historia ufológica española según algunos, el susodicho OVNI (el que se vio desde el aeropuerto) ya se dejó ver por la capital navarra y, además, se logró fotografiarlo.

El evento sucedió a primeras horas del viernes, 10 de noviembre de 1978 y La Gaceta del Norte se hizo eco del asunto publicando, el 11 de noviembre, la siguiente noticia:



Del recorte de prensa extraigo los datos descriptivos del OVNI, y de su ubicación, que dan bastantes pistas sobre su naturaleza:

El ovni fue visto hacia el sur de Pamplona y era un punto luminoso que despedía destellos. En principio podía pasar por una estrella. Se movía lentamente y era Dos o tres veces mayor que las estrellas que yo veía. Los destellos Salían de todos sus lados, y unas veces eran de color verdoso, otras azulado, otras anaranjado, en fin, el arco iris...

El objeto luminoso fue observado con prismáticos y se sacaron fotografías que luego comentaré. El supuesto OVNI comenzó a verse a las 00:30 horas locales y la observación del mismo terminó hacia las 2:30 horas. Los observadores, supongo que aburridos de ver siempre lo mismo, se fueron a dormir: Estuvimos esperando a ver si bajaba, pero continuaba muy alto, y a eso de las dos y media de la madrugada nos fuimos a dormir.

Como se puede ver, la descripción se corresponde con una estrella más brillante de lo normal. Si contemplamos el cielo de esa madrugada mirando hacia el Sur, comprobaremos que aparece un astro que destaca sobre todos los demás: ¡Sirius! La estrella más brillante del cielo nocturno con sus característicos destellos multicolores. A las 00:30 horas (GMT+1) tenía un azimut de 301º (ubicado hacia el SE) y 8º sobre el horizonte. Con buena nitidez atmosférica y a poca altura, el citado astro suele ser muy llamativo. Es el escenario clásico que provoca numerosos avistamientos de OVNI.



Se obtuvieron fotografías del supuesto ovni con teleobjetivo y se publicaron tres. En el pie de una de ellas se dice: En la segunda y tercera fotografía, el ovni moviéndose. Según se expone en la noticia de prensa, estas fotos se hicieron con 20 y 30 segundos de exposición. La obtención de esas imágenes suele ser típica cuando fotografiamos astros a pulso (sin trípode) con esos tiempos de exposición. No es el “ovni” el que se mueve, es la cámara. Un ligerísimo movimiento de la misma da como resultado esas “serpentinas”. A continuación una foto tomada a un astro, con el mismo sistema, durante varios segundos, obteniéndose una imagen parecida.


El fotógrafo J. L. Lafuente colaboró en numerosos reportajes sobre ovnis para La Gaceta del Norte y al final sucumbió al influjo de la estrella más brillante del firmamento nocturno.

sábado, 1 de noviembre de 2008

Encuentro cercano con persecución incluida

Traigo, en esta entrada, un típico incidente OVNI ocurrido en el Valle del Sarrón (Huesca) el día 1 de marzo de 1993. Se trata de la clásica “persecución” de una extraña luz a un automovilista. El artículo, sobre el caso, está firmado por J.M. Trallero y publicado en El Ojo Crítico, nº 59. Del mencionado boletín extraigo el siguiente relato del avistamiento:

¿12 km perseguido por un “foo-fighter”?
Incidente OVNI en el Valle del Sarrón

Volvemos a visitar de nuevo el Valle del Sarrón, pero ahora el caso es muy distinto al anterior, ya que en este caso el objeto avistado tiene nombre propio: “Foo-Fighter”.El hecho es el siguiente. El testigo se dirigía a la localidad de Graus. Serían alrededor de las nueve de la noche del uno de marzo de 1993 cuando salió de Benabarre. Como se ha explicado en el caso anterior, la carretera es la N-123; una carretera con una gran cantidad de curvas.

Al pasar junto al monte en el cual está situada la ermita de San Salvador de Aler apareció por su izquierda una esfera de luz de color rojo-anaranjada que fue a situarse a escasos metros del coche permaneciendo con un leve balanceo junto al coche mientras avanzaba (la esfera se movía con él). Como es lógico, el testigo se asustó y aceleró su coche, siempre con prudencia, debido a las curvas, por lo que su velocidad no excedería de los 50 ó 60 Km/h. En el momento en que aceleró el coche aquella esfera comenzó a realiz
ar una serie de movimientos de acercarse y alejarse; siempre a gran velocidad y por encima del barranco y sin perderla de vista el testigo.

Poco después llegaron a la localidad de Aler, por lo que dicha esfera desapareció de la vista del testigo, para volver a reaparecer justo pasado dicho pueblo. El testigo siguió su marcha intentando escapar de aquella luz, pero le fue imposible. Aquella luz seguía haciendo los mismos movimientos de acercarse y alejarse.

Al llegar a la población de Torres del Obispo volvió a suceder lo mismo que ocurrió en Aler; la luz desapareció y reapareció pasada la localidad. De allí le siguió hasta el embalse de Joaquín Costa y por consiguiente hasta la localidad de Graus para desaparecer por encima del Santuario de la Peña a gran velocidad.

Al llegar a Graus, fue directamente a su casa para contarle lo sucedido a su mujer, la cual salió inmediatamente a la calle y pudo ver la huida de la esfera por la cumbre de la montaña en la que esta situado el Monasterio de la Peña.

El testigo describió la esfera con un tamaño de medio metro aproximadamente, con una luz que parecía parpadear muy suavemente. No cambió de color en ningún momento.
(J.M. Trallero. El Ojo Crítico, nº 59)

Según el autor de dicho texto, ...el objeto avistado tiene nombre propio: “Foo-Fighter”, o lo que es lo mismo: una sonda de exploración lanzada desde un OVNI. Pero la realidad parece ser otra, como se verá inmediatamente. El observador comenzó a ver la extraña luz poco después de salir de Benabarre y hacia su izquierda. O sea, hacia el Oeste.

El mencionado día y hacia las 21:00 horas locales el planeta Venus estaba en el cielo, precisamente, por el Oeste y a poca altura sobre el horizonte. A la hora citada, tenía un azimut de 96º (origen el Sur) y una altura de 11º.


La persecución se inició cuando el observador descubrió el OVNI, la esfera se movía con él (ilusión provocada por el movimiento del testigo, que iba en coche) y comenzó a realizar una serie de movimientos de acercarse y alejarse; siempre a gran velocidad (ilusión provocada por probables nubes).

Un comportamiento curioso del fenómeno luminoso, ya reportado en otras “persecuciones”, es el de desaparecer al entrar en una población y reaparecer al salir de ella. Conducta que suele ser interpretada como que el OVNI no quiere dejarse ver y desaparece. Pero la explicación de esa supuesta táctica es mucho más sencilla. El perseguido, al entrar en los pueblos que había en su trayecto, perdía de vista al OVNI porque las casas tapaban al astro “perseguidor”, ya que el planeta estaba a poca altura sobre el horizonte.

El testigo, cuando llegó a Graus, contó lo sucedido a su mujer y ambos vieron: “la huida de la esfera por la cumbre de la montaña en la que esta situado el Monasterio de la Peña”, situada al oeste de la citada localidad. Haciendo un cálculo aproximado, serían alrededor de las 21:20 ó 21:25 horas. A esa hora, Venus tenía un azimut de unos 100º (ubicado hacia el WNW) y visible (aparentemente), por lo tanto, por las proximidades de la citada peña.


Ver mapa más grande

Las estimaciones del testigo sobre tamaños y distancias son apreciaciones sujetivas puesto que no sabía lo que estaba viendo y no tenía referencias.

Después de examinar estos datos, se puede decir que la “extraña” luz perseguidora sí tiene nombre propio: ¡El planeta Venus!