martes, 12 de enero de 2010

Aterrizaje OVNI en Álava: una explicación de manual

Regreso, de nuevo, a la década dorada de la ufología ibérica con un caso de encuentro cercano ocurrido, en el año 1979, en la provincia de Álava. El avistamiento se produjo entre las localidades de Contrasta y Alda, en la madrugada del 30 de septiembre. Precisamente, el citado día se retrasaban los relojes una hora para pasar al horario de invierno.

La observación se publicó en la revista Mundo Desconocido, nº 60, junio de 1981, pp 50-51, en un artículo de José Luis Guillerna. También se divulgó en: Enciclopedia de los Encuentros Cercanos con ovnis, de Vicente-Juan Ballester Olmos. Asimismo, Manuel Borraz en: OVNIS: Historias increíbles con explicaciones creíbles, Stendek 2000, nº1, analiza y explica el avistamiento. A continuación, pueden leer el relato del caso publicado en la mencionada revista MD.




El estímulo que provocó la observación, como mostraré a continuación, fue la Luna, que se encontraba en esos momentos muy cerca de su ocaso. Nuestro satélite natural se ocultó ese día hacia las 1:34 horas locales (GMT+2) por el SO (azimut 65º, origen el Sur).

El cielo del 30 de septiembre de 1979, a las 1:18 horas locales, mirando hacia el Sur-oeste.

Al comienzo de la observación, los testigos interpretaron correctamente la luz que vieron en el firmamento: “A muy poca distancia de Contrasta vimos aquella luz en el cielo. Era pequeña, a simple vista, y pensamos se trataba de la Luna.” Sin embargo, al rebasar Ulivarri-Arana se dieron cuenta de: “que descendía, a la vez que su tamaño iba en aumento.” (la negrita es mía). El descenso de la luz se correspondía perfectamente con la trayectoria de nuestro satélite natural, puesto que, en esos momentos se dirigía hacia su ocaso. El aumento de tamaño pudo ser provocado por probables nubes bajas que fueron descubriendo, progresivamente, al citado astro.

Al entrar en Alda la perdieron de vista pero pudieron ver la luminosidad mucho más intensa. Al salir del citado pueblo se dieron de bruces con el supuesto OVNI: “Era éste una especie de cono luminoso, tan grande como una casa de seis pisos, de color naranja fuerte. Estaba a unos doscientos metros de nosotros...El artefacto, o lo que fuera, permanecía estático al ras de los árboles, a la derecha de la carretera. No pudimos percibir ningún sonido.” (La negrita es mía)

Dibujo realizado por los observadores y tomado del cuestionario del C.E.I. barcelonés, incluido en la obra citada anteriormente de la colección Stendek 2000, nº 1.

Los testigos, asustados, dieron media vuelta y volvieron a Contrasta. Al llegar, hicieron salir a la calle a toda la familia y: “...seguimos viendo la luz que poco a poco, iba alejándose y ascendiendo. Después lo perdimos de vista.”


Trayecto que hicieron los testigos y azimut de la Luna.

Si se pasa por Alda (dirección a Maestu) se podrá comprobar que al salir del pueblo aparece, de pronto y frontalmente, una amplia visión del SO. La noche del “encuentro”, precisamente en esa dirección y muy cerca del horizonte, se encontraba la Luna (azimut 62º y altura unos 2º) ocupando la posición del supuesto OVNI (ver foto publicada en MD). La descripción del mismo es la clásica de una confusión lunar. La forma cónica que presentaba el fenómeno luminoso pudo ser provocada por nubes, situadas en el horizonte, tapando parcialmente al astro. El color naranja del astro es el característico cuando se encuentra cerca del horizonte. Lo mismo ocurre con su gran tamaño aparente (ilusión lunar). Por otra parte, la carretera de Contrasta a Alda tiene una orientación de NE-SO. O sea, que la Luna la tenían, durante todo el trayecto, a veces de frente y otras un poco a la derecha (ver mapa de la zona).

La Luna semioculta por las nubes.

Resulta muy ilustrativo el dato de los doscientos metros de distancia al OVNI. Está claro que es una apreciación errónea (muy frecuentes en las observaciones ufológicas) ya que, los testigos estaban viendo la Luna pero creían ver un objeto desconocido cercano.

Fase que presentaba la Luna el día 30 de septiembre de 1979.

El avistamiento concluyó al ocultarse el citado astro. Los observadores percibieron el final, curiosamente, como que el fenómeno luminoso se alejaba, poco a poco, y ascendiendo (¿efecto provocado por nubes?).

La Luna estaba allí, delante de sus ojos, durante toda la observación pero los testigos no la vieron. Al comienzo, pensaron que podría tratarse de nuestro satélite pero cayeron en una ilusión y observaron un OVNI.

Este es un caso sencillo, y didáctico, de confusión lunar donde no hay complicaciones especiales para encontrar su solución. Por otra parte, resulta fascinante como, en ciertas ocasiones, la Luna se convierte en un extraño objeto volador, que se encuentra a doscientos metros de distancia y cerca del suelo. Esto enseña, una vez más, que la percepción y el testimonio humano no son tan exactos e infalibles como algunos pretenden.

15 comentarios:

José L. Guillerna dijo...

Pues, ¿qué quiere usted que le diga? Estamos en la de siempre: la explicación del fenómeno aplicada con calzador, o la visión de una pareja que, aterrorizada, hace dar la vuelta a su coche y se vuelve al pueblo en busca de protección. ¿Puede la Luna causar tal efecto en las personas? Es posible, aunque yo no conozco ningún caso.

Juan Carlos dijo...

La Luna puede causar ese y otros efectos. En este blog puede encontrar numerosos ejemplos.

Saludos.

Äriastóteles Lumínico dijo...

Juan Carlos: tu explicación es genial, muy bien razonada y con una conclusión estupenda.

Felicidades

Juan Carlos dijo...

Muchas gracias, Ariastóteles Luminico. Menos mal que hay alguien que ha sabido captar lo que quería decir.

Saludos.

José L. Guillerna dijo...

Eso de que la Luna puede causar ése y otros efectos, respetuosamente, no se lo cree ni usted. Me he molestado en desempolvar el informe de esta observación, y me permito destacar los siguientes puntos (algunos de ellos ya lo han sido en su exposición)
"OBSERVARON UNA EXTRAÑA LUZ, QUE EN PRINCIPIO PENSARON SE TRATABA DE LA LUNA"
Es decir, que los observadores ya juegan con la posibilidad de que se trate de la Luna, pero lo descartan.
"SE ENCONTRARON CON UN OBJETO LUMINOSO DE COLOR ANARANJADO ROJIZO Y FORMA CÓNICA, QUE TENÍA LA ALTURA DE UNA CASA DE 6 PISOS, ESTABLE, SOBRE LAS COPAS DE LOS ÁRBOLES A LA DERECHA DE LA CARRETERA Y A UNOS 200 METROS DE ELLOS"
La Luna estaba a punto de meterse, en creciente al 60%, en dirección O-SO. Por mucho que nos empeñemos, no casa en esta descripción.
"EL RESPLANDOR ERA INTENSO, TANTO COMO LA LUZ LARGA DE UN AUTOMÓVIL A 5 METROS DE DISTANCIA, PERO NO HACIA DAÑO A LA VISTA"
Nadie,vuelvo a repetirlo, y menos personas que viven en el medio rural, puede equivocarse y confundir la Luna con un objeto en vuelo.
"ERA TANTO EL NERVIOSISMO DEL CONDUCTOR QUE NO ACERTABA A PONER LA MARCHA ATRÁS DEL VEHÍCULO"
Entre otras razones, porque su novia estaba aterrorizada, y él más o menos. No hay persona en el mundo que reaccione de esa manera a la vista de la Luna en poniente.
"EL OBJETO COMENZÓ A ALEJARSE EN DIRECCIÓN A SAN VICENTE ARANA"
La Luna se ocultaba, pero el objeto se alejaba siguiendo la carretera.
Desde Contrasta, pueblo cercano, otras cuatro personas, familiares del conductor, corroboran el avistamiento, y ninguno de ellos hizo referencia a la Luna.
Por cierto, su informe de la Luna es exacto en todo momento.
Lamento no estar de acuerdo en sus conclusiones, pero ya sabe usted que esto viene sucediendo desde el caso Arnold.
Un cordial saludo.

Ricardo Campo Pérez dijo...

Buen material para recordar. Yo mismo, junto con otras personas, vimos hace bastantes años la Luna de una forma parecida, aunque más alta, yendo de La Punta a Bajamar, en Tenerife, como comenté en mi librito "Luces en los cielos". Era un triángulo luminoso que nos hizo parar el coche a mirar. Durante un rato permaneció igual, mientras aumentaba nuestro mosqueo, hasta que, de repente, unas nubes negras completamente invisibles se movieron y dejaron a la vista el resto de la Luna.

Sí, nuestro cerebro interpreta los estímulos como puede, y claro que puede producir distorsiones y malinterpretaciones como la de este caso, como demuestra una enorme literatura científica al respecto desde finales del siglo XIX. Que no queramos reconocerlo es cosa de las ideas preconcebidas de cada uno. Como siempre en la historia de la ufología.

Juan Carlos dijo...

Sr. Guillerna, ni me lo creo ni dejo creer. Procuro basarme en los datos que, por lo general, suelen estár distorsionados gracias a las ideas preconcebidas tanto del observador como del encuestador.

Sobre los puntos que expone le puedo decir esto:

"Es decir, que los observadores ya juegan con la posibilidad de que se trate de la Luna, pero lo descartan."

Al comenzar la observación, los testigos casi identifican el estímulo pero a continuación ¿qué les pasó? ¿cayeron en una ilusión debido a sus ideas preconcebidas? o ¿vieron un objeto extraño?

"La Luna estaba a punto de meterse, en creciente al 60%, en dirección O-SO. Por mucho que nos empeñemos, no casa en esta descripción."

La descripción apunta claramente a la Luna: forma, color, tamaño, altura, ausencia de sonido, dirección, tipo de desplazamiento, etc. El aspecto cónico del astro pudo ser provocado por nubes bajas. El efecto puede usted verlo en la fotografía que incluyo en el artículo.

"Nadie,vuelvo a repetirlo, y menos personas que viven en el medio rural, puede equivocarse y confundir la Luna con un objeto en vuelo."

¿Seguro? En este caso no hay vuelo del objeto. El supuesto OVNI descendía lentamente. Como hacía la Luna esa noche.

En el siguiente enlace puede leer un ejemplo evidente, e hilarante, de confusión lunar:

http://misteriosdelaire.blogspot.com/2007/01/el-sacerdote-que-ocultaba-la-verdad.html

"EL OBJETO COMENZÓ A ALEJARSE EN DIRECCIÓN A SAN VICENTE ARANA"

Precisamente, por esa dirección se ocultaba la Luna la citada noche.

"La Luna se ocultaba, pero el objeto se alejaba siguiendo la carretera.
Desde Contrasta, pueblo cercano, otras cuatro personas, familiares del conductor, corroboran el avistamiento, y ninguno de ellos hizo referencia a la Luna."

Pudo ser una ilusión provocada por el ocultamiento del astro. La coincidencia de ambos hechos (desaparición del OVNI/ocultación de la Luna, en la misma dirección, es muy llamativa. Por otra parte, los testigos no mencionan a la Luna durante toda la observación. Habría sido una buena referencia para comparar el tamaño aparente y dirección del supuesto OVNI.
¿Donde se metió la Luna? ¿El OVNI lo tapaba?
Además, el azimut del astro seguía la orentación de la carretera desde Contrasta.

Espero que estos comentarios le sirvan para aclarar el caso de Alda.

Saludos.

Anónimo dijo...

Este se cree que la gente es idiota,que es ignorante y que se dedica a confundirlo todo,si cree que estos casos los puede explicar racionalmente,me parece que quien no tiene ni idea de llo que esta hablando es este que firma esta verguenza de articulo.Saludos

Javi Monleón dijo...

Tengo la impresión de que todos los casos aportados por José L. Guillerna a la Ufología son perfectamente explicables.

Fidel Fierro dijo...

Yo tambien pienso que los casos de Guillerna son explicables o negativos porque él intercala componente pro-ovni en sus encuestas. Sólo hay que preguntarse: ¿Cuántos casos de Ovnis ha explicado Guillerna en términos convencionales o comunes? La verdad está ahí.

Txemi Gárate dijo...

El ufólogo José L. Guillerna está actualmente trasnochado, deprimido y fuera de lugar. Hace tiempo se dio cuenta que sus investigaciones de ovnis son basura; su mayor error cognitivo fue creer -a la saga de revistas como Mundo Desconocido y Stendek- que estaba contribuyendo al conocimiento cientifico del Universo, o sea, que era otro Einstein pero en plan vitoriano. Quizá le hagan un monumento (todo es posible).

José L. Guillerna dijo...

"Txemi Gárate dijo...
El ufólogo José L. Guillerna está actualmente trasnochado, deprimido y fuera de lugar. Hace tiempo se dio cuenta que sus investigaciones de ovnis son basura; su mayor error cognitivo fue creer -a la saga de revistas como Mundo Desconocido y Stendek- que estaba contribuyendo al conocimiento cientifico del Universo, o sea, que era otro Einstein pero en plan vitoriano. Quizá le hagan un monumento (todo es posible)"

Querido señor, aunque no le conozco de nada, veo que usted sí me conoce perfectamente. Me ha descrito perfectamente. Si me permite añadir un pequeño detalle, además soy idiota. Un cordial saludo.

Txemi Gárate dijo...

Hola, Jose Luis. No es que no me recuerdes sino que te debe fallar la memoria. ¿Demencia senil? ¡Te has olvidado de los vinos que mientras hablábamos de ovnis nos tomábamos en los bares de Siervas de Jesús, en Vitoria! Es igual. Pero al menos reconocerás que en los ochenta eras un pirado de los ovnis. Yo siempre seré tu amigo, aunque esté en Burgos. Abrazos.

Juio Gamba dijo...

¿Y cuantos casos de OVNIs han aportado a la Ufología los autodenominados escépticos, señor Fidel Fierro? Yo se lo diré: cero.
Vamos que si por los escépticos fuera, bien que medran a costa de los casos divulgados, la Ufología ni existiría. Cosas que pasan.

José L. Guillerna dijo...

"Txemi Gárate dijo...
Hola, Jose Luis. No es que no me recuerdes sino que te debe fallar la memoria. ¿Demencia senil? ¡Te has olvidado de los vinos que mientras hablábamos de ovnis nos tomábamos en los bares de Siervas de Jesús, en Vitoria! Es igual. Pero al menos reconocerás que en los ochenta eras un pirado de los ovnis. Yo siempre seré tu amigo, aunque esté en Burgos. Abrazos."

Señor Gárate, es posible que me falle la memoria; es posible que usted y yo nos emborracháramos diariamente en los bares de Siervas de Jesús; es posible que yo tenga demencia senil; es posible que yo fuera (y sea) un "pirado" de los OVNI, pero lo que es absolutamente imposible es que usted haya sido o sea mi amigo. Pese a todas mis limitaciones humanas, mis amigos los elijo yo.