jueves, 3 de mayo de 2012

El Roswell chileno

Un curioso y espectacular fenómeno celeste, que hizo su aparición en los cielos chilenos y argentinos en la tarde del 15 de febrero de 1914, es considerado por los ufólogos más optimistas como un UFO crash. Concretamente, la pretendida nave, por supuesto extraterrestre, cayó en unos montes próximos al pueblo de Chanco, provincia de Cauquenes (Chile). A continuación, una interpretación actual del fenómeno aéreo observado en la citada fecha. La imagen ha sido capturada de la grabación que publica este sitio


El vídeo se inicia comentando unas observaciones de luces extrañas sobre Copiapó (Chile), en noviembre de 1868, y se dice que para Jacques Vallée se trató del primer reporte contemporáneo de OVNIs en ese país. El asunto ya se examinó por aquí y se llegó a la conclusión de que esos OVNIs eran simplemente la lluvia anual de las Leónidas.


Volviendo al OVNI caído en Chanco, como se verá seguidamente, se trata de la misma historia de siempre vista y explicada numerosas veces en esta bitácora. Según la información que se da en distintos sitios, a las 5:55 de la tarde del 15 de febrero de 1914 se oyó un enorme estruendo y al mirar la gente al cielo vieron:

 "cómo caía lentamente un cilindro envuelto en llamas y humo sobre un área montañosa, provocando un gran incendio."

Por lo visto, el diario La Mañana, de la ciudad de Talca, publicó una nota el día 16 de febrero sobre dicho fenómeno. Nota de prensa que no he podido localizar en Internet. Entre otras cosas decía esto:

"Fenómeno Celeste. Ayer a las 5:55 P.M. se vio atravesar un bólido, por las alturas celestes, en dirección de poniente a oriente. El luminoso cuerpo no dejó de impresionar a las numerosas personas que lo pudieron contemplar (...) La humareda blanca que dejó en pos de sí tardó más o menos 15 minutos en disiparse, tiempo en que se mantuvo suspendida sobre el azul del cielo, destacándose perfectamente..." (El subrayado es mío)

En Argentina también se observó el fenómeno celeste y según el diario La Mañana, del 18 de febrero, el objeto dejó:  

"una larga estela blanca de gases que se mantuvo visible hasta entrada la noche (...) Presúmese que este gran aerolito ha caído en territorio chileno, o en el Océano Pacífico." (El subrayado es mío)

Los registros escritos de la época considero que son más fiables que los recuerdos actuales de algo ocurrido hace 98 años. Está claro que el suceso narrado por la prensa en 1914 se refiere a un fenómeno muy natural pero espectacular: ¡La aparición de un bólido!


Para algunos ufólogos se trato de la visión y estrellamiento de un OVNI y utilizan el siguiente argumento para apoyar dicha creencia:

"Los testigos en Chile acotan que el objeto emitía un ruido como de motor, tenía forma cilíndrica o de cigarro y caía lentamente. Por lo que, se podría descartar la posibilidad de que se tratara de un aerolito, ya que el objeto tendría que tener una caída libre."

Y este otro:

 "No fueron éstos los únicos antecedentes históricos. Pero sirven para cuestionar seriamente la interpretación simplista que señala que en Chile el fenómeno OVNI es importado en la posguerra como moda cultural de EE UU. Mucho antes ya existían varios antecedentes, que, además, tienen el valor de brindar testimonios imparciales que no podían estar contaminados por ninguna moda."

El primer argumento no tiene ningún sentido. Los bólidos entran en la atmosfera terrestre y van cayendo libremente hasta que se desintegran, en ocasiones produciendo una explosión o un silbido (que puede ser interpretado, 98 años después, ruido como de un motor). A veces, llegan hasta el suelo restos que se denominan meteoritos. Según la perspectiva, el observador puede verlos en vuelo horizontal, cayendo en picado, etc. y suelen ser observados desde lugares muy distantes, a veces, desde varios países.

En el segundo, la noticia original, indudablemente, no está contaminada por ninguna moda. Expone lo que se vio realmente aquella tarde: Un bólido. Sin embargo, el avistamiento de 1914 sí está contaminado, en la actualidad, por los ufólogos, que han convertido el bólido en un OVNI.

Pero lo más surrealista del asunto es que, casi cien años después de la aparición del bólido, que probablemente se desintegró antes de llegar al suelo o como mucho pudo caer algún resto en el Pacifico, se ha organizado una búsqueda en los montes de Chanco para encontrar los restos del OVNI:

"...Tanto él como el académico de la misma Universidad, Reginaldo Bergier, uno de los más prestigiosos geógrafos del país, promueven en estos momentos la realización de una investigación en profundidad en el área donde cayó el OVNI y que ya han delimitado."

En fin, esto de dar OVNI por bólido suele ser habitual en el mundo de la ufología. Por ejemplo, un conocido ufólogo patrio tiene en su haber una buena colección de observaciones de meteoros, convertidos en OVNIs por arte de birlibirloque. Estas son algunas perlas:


Bolidovnis más actuales suelen verse en la montaña de Montserrat.


Como ya ha quedado evidenciado muchas veces por aquí, los deseos y las creencias suelen jugar malas pasadas e incidentes normales y naturales se transforman fácilmente en hechos extraordinarios e inexplicables.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

de esto trató el documental del Discovery Channel ?
locucion en off coo voz cavernosa y siniestra previo lavado de cerebro, ideal para mentes "llevaderas"
Fue un espectaculo penoso aquel dia cuando lo difundieron, los investigadores buscando algun metal extraterrestre, ante la camara tal dialogo casero, confesaban que su detector solo pesco latas de refresco.

Notable investigacion de campo digna de recordar, falto agregar que alguno de ellos estuviera "expuesto" a un pequeño "incidente" al pisar penosamente "residuos organicos" de un Canis lupus familiaris xDDDDD

Javi Menta dijo...

Yo creo que era la famosa nave aérea de la oleada 1896-97 en EE.UU y sur de Canadá, que se pegó fuego en pleno vuelo y terminó por fin sus viajes estrellándose en Chile.

Jesús Sigüenza López dijo...

Señor ovnilogo-Juan C. Victorio: la caida de un bólido no produce ruido estruendoso en los oidos de los testigos; si en cambio la caída de chatarra espacial. Pero en aquellas fechas teóricamente chatarra espacial no había y no podía caer. Pues bien ahí tiene usted un buen caso de UFO, en Chanco.

Anónimo dijo...

y quien analiza a los testigos de aquella epoca ?? sonido estruendoso ?? aquella señora ??, en una nueva entrevista agregara ventanitas a su nuevo relato, basta soltar el placebo en el momento adecuado, porque siguen creyendo en la evidencia, mas no en nosotros mismos: los testigos y nuestro incansable afan de protagonismo o el meme como proposito desmedido :uuhu!

Manuela López López dijo...

Tenia forma de guión. ¿Nave-puro de origen subterráneo (reptiliano) con problemas de propulsión, quizas ardieron motores traseros, que se estrelló en Chanco? Revisen caso. Gracias.

Anónimo dijo...

Manuela consigueme otro mecenas, el mio volteo pagina, necesito mayor financiamiento,aun quedan 2 casos, el de forma de tentaculo y un aterrizaje cilindrico plateado con 1 testigo q No quiere hablar dame un par de semanas, algo soltara...

MARC dijo...

El caso de este presunto impacto, fue llevado a la pantalla por el programa OVNI de TVN en 1999 producido y conducido por PATRICIO BAÑADOS. Para entonces, la única testigo tenía casi 100 años de edad y narró en cámara con bastante claridad de lenguaje lo que vio. Luego, el equipo de Bañados encontró a dos "investigadores" ovnis que precisamente, "investigaban" en caso. Dado que requirieron colaboración, Bañados logro conseguir el apoyo de dos militares con detectores de metales, en realidad, detectores de minas terrestres militares. Todo el paseo que realizaron por las colinas circundantes, no reportó ningún dato relevante. La testigo recuerda si, que "algo" cayó, pero dada la edad, es difícil saber y también dijo, que en efecto, el objeto emitía ruidos. De tratarse un meteorito entrando en la atmósfera, pudo emitir sonidos, pero dado que no se conservan registros visuales de aquellos años, tampoco había medios como para captar mucho de lo que se veía, el objeto visto entra en el rango de ingresos de meteoritos. Saludos cordiales Victorio, desde la Patagonia.