domingo, 11 de agosto de 2013

Extraños objetos luminosos sobre Mar del Plata

El pasado 28 de abril de 2013 fueron fotografiados, en la citada ciudad argentina, ubicada en la provincia de Buenos Aires, unos misteriosos objetos luminosos. La autora de las fotografías es Brenda Mikitinskis Valent y las mismas se publican en este sitio.
 

En el momento de tomar las fotos, la autora no vio los supuestos OVNIs en el cielo. Fue en una revisión posterior de las imágenes cuando descubrió las extrañas luces. Por lo tanto, tenemos de nuevo los típicos OVNIs invisibles o fantasmas.

Fernándo Távara, director de Exploración OVNI, después de analizar las fotografías concluye:
...creo que es muy probable que lo que ve en las fotografías sean objetos presentes en ese instante, pero no perceptibles a la vista. Ahora la interrogante que nace es: ¿qué son los objetos qué se ven en las imágenes?, es evidente que por ahora no podemos responder a esa duda; pero de una cosa si estoy seguro, la actividad OVNI ha aumentado sustancialmente en todo el mundo en este último año (2013), y las evidencias fotográficas presentes en este artículo podrían demostrarlo.

Sin embargo, la realidad es mucho más prosaica ya que, dichos objetos luminosos son simples reflejovnis. O sea, lens flares bien conocidos por los aficionados a la fotografía. En este caso, los reflejos aparecen ligeramente en distinta posición porque el punto de vista de la cámara a variado un poco entre foto y foto.



En fin, de nuevo, los reflejos y luces parasitas, que en ocasiones se cuelan en las fotografías, confunden a algunos ufólogos que los interpretan como OVNIs.

13 comentarios:

Julio Plaza dijo...

El mito ese de que una cámara de fotos puede captar objetos que no se ven a simple vista... ¿de donde viene?

Juan Carlos Victorio dijo...

Buena pregunta, Julio. Seguramente, en el catálogo FOTOCAT, de Vicente-Juan Ballester Olmos, se podrá rastrear el origen de ese mito.

Saludos.

Anónimo dijo...

Muy sencillo, Julio. Te lo explico brevemente y con mucho gusto: Imagina que una cámara dispara con una velocidad de obturación de 1/125, o sea en un cientoveinticincoavo de segundo, sobre un horizonte de 60 km. de longitud por el que se desplaza un objeto que vuela a 20.000 km/h. El objeto, que tardaría unos 11 segundos en cruzar nuestro campo visual, probablemente no sería percibido por nosotros, pero sí por el objetivo de nuestra cámara. De nada.

Anónimo dijo...

Es obvio que en mi explicación anterior la distancia que nos separa del objeto sería fundamental, lo mismo que su velocidad de desplazamiento, pero la cámara podría captarlo y nuestros ojos no. No hay más que comprobar los detalles en la foto de una carreta de motos tomada a 1/2000, por ejemplo, donde nuestros ojos ni se han enterado casi de que pasaba un tío montado en una motocicleta.

Julio Plaza dijo...

La ISS viaja a 27000 km/h, y no tengo problema en seguirla con el ojo desnudo. No es un problema de velocidad de respuesta del ojo, sino de donde está la atención puesta. Como por ejemplo la colección de pajarovnis de este blog: los pájaros son bien visibles, pero la atención no están en ellos cuando se toma la foto.

Como dice en el segundo mensaje, hay que considerar otros parámetros, siendo uno de ellos la distancia de observación. Otros serían, en realidad no tanto la velocidad lineal del objeto, sino el tiempo que tarda en cruzar el campo de visión, la velocidad de respuesta del ojo, el tamaño del objeto... total, que para que un objeto pase a 20000 km/h y el ojo no lo pueda ver, tiene que pasar de lado a lado (no venir de frente), y posiblemente tan cerca, que lo de menos es verlo, porque el aire que va a levantar (onda de choque incluida) lo hará innecesario para detectarlo, eso si no nos atropella. Luego habrá que ver en qué condiciones una cámara puede registrar algo, aunque sea un manchurrón.

Porque una cosa es no poder apreciar los detalles (como los radios de la rueda de una moto), y otra cosa no ver nada. Al final, las condiciones en las que una cámara puede ver cosas que por velocidad un ojo no puede, requiere de unas condiciones especiales, que a una obturación de 1/125,(o de 1/60 más habitual para fotos nocturnas y con flash) no es posible.

Pero el mito al que me refiero y que se intuye al leer los comentarios, en realidad tiene más que ver con una especie de magia que hace a los ovnis invisibles al ojo, pero no a una cámara, como si esta fuera más sensible a la luz, o si pudiera ver cierta luz visible que el ojo no ve.

Ricardo Campo Pérez dijo...

La clave está en el último párrafo de Julio Plaza. Y lo más interesante es que hay una paradoja en él (en ese mito, no en el párrafo): en el mito ufológico los testigos son excelentes y totalmente dignos de confianza (en particular los pilotos aeronáuticos, esa especie fraudulenta difundida por los vendedores de misterios inventados mientras hacen aguas mayores). Tienen capacidad para no confundirse y para poner en palabras la realidad tal cual la vieron, sin pérdida ni reelaboración. En este sentido, hay una pureza mítica en el testimonio humano que se sitúa incluso POR ENCIMA de una fotografía (los ejemplos más llamativos son los de las fotos de lanzamientos de misiles o de reentradas de chatarra espacial, que son relegadas frente a los testimonios más aberrantes y fantasiosos). Pero, por otro lado, una insuficiencia evidente de la percepción (lucecitas y manchitas variadas que aparecen en las fotos que no son vistas por el ojo humano en directo) es socorrida por la tecnología, aquí sí, no como en las fotos de misiles o de reentradas, para ser introducidas como curiosidades "misteriosas". Lo que "el ojo no ve" lo ve un dispositivo técnico porque tiene una "capacidad mayor", es más fiel en este caso, está "más alerta" frente al misterio que nos viene de arriba, que seguramente tiene buenas razones para dejarse fotografiar en fotos que en realidad son vergonzosas, pero que son deglutidas por el buen creyente sin masticar, como un testimonio cuando conviene.

El mito siempre gana: cualquier hecho, cualquier testimonio, cualquier fotografía será convenientemente asimilada por los periodistas del más allá y por los crédulos para reforzar su cuenta corriente y sus creencias.

Anónimo dijo...

¡Muy bien, Ricardo! ¡Excelente apología del "Escepticismo" como filosofía vivencial, digna de la Santa Inquisición! Ahora, no olvides que la Inquisición fue disuelta hace mucho...

Ricardo Campo Pérez dijo...

Gracias por la felicitación. Para las escoceduras lo mejor es una pequeña venda. Mira a ver qué farmacia tienes de guardia.

Fernando Távara dijo...

Un saludo a todos, soy Fernando Távara, propietario del site Exploración OVNI, al que se hace referencia en este artículo. Me encontré con esta nota gracias a un amigo que me comentó que habían hablado de mi publicación en este blog. Gracias a mi amigo me enteré de esto, pues el autor de la nota no se dignó en informarme. Bueno no estoy aquí para dar clases ni formalismos. Me sorprende que los argumentos con los que intentas demostrar que esto equivocado sean tan pobres, primeramente, en todas las fotografías de OVNIs luminosos casi siempre hay un faro, o una fuente de luz, y cualquier escéptico tranquilamente puede trazar una línea desde la fuente de luz y el ovni y decir que es un reflejo, no seamos tan cortos de mente...

Ojalá puedas hacer un nuevo análisis y tratar de dar mejores cuestionamientos, porque lo que argumentas en este artículo es muy pobre.

Un saludo.

Fernando Távara.

Juan Carlos Victorio dijo...

Ya lo siento, Fernándo pero los OVNIs de las fotos son clarísimos reflejos. No es una cuestión de abrir o cerrar la mente, se trata de tener un poco de experiencia con fotografías nocturnas. Además, una de las reglas de los reflejos es que las líneas que unen a estos con los focos de luz pasan por el centro de la imagen.
Saludos.

Fernando Távara dijo...

Bueno veo que tendremos opiniones distintas, y ambas deben respetarse. Siempre habrá gente que considera una y gente considere la otra, creo que las evidencias hablan por si solas. No soy de las personas que dicen que todo es un OVNI, me baso en análisis y evidencias, por eso pido que se realice un mejor análisis a las fotografías y demuestres lo que dices.

Pseudo-misterios dijo...

Claro, Fernando, tú lo que quieres es una clase para principiantes sobre cómo analizar una fotografía ridícula en la que unos focos han producido unos reflejos... Algo que deberías haber aprendido por tu cuenta hace tiempo y así te habrías ahorrado el pasar por un despistado.

Alberto dijo...

Yo tambén he visto esas luces, tiempo despúes, no n la mism fecha. Creo en OVnis, y los vi en ese mismo angulo. Está mal que permitan comentarios degradantes en sta web, refleja a sus admin de seguro.