sábado, 13 de febrero de 2016

Cuenca: "Los del OVNI"

El pasado mes de octubre de 2015, circuló por las listas de correo ufológicas la noticia de un encuentro con un OVNI en Cuenca, ocurrido en el año 1974. La información procedía del blog Inexplicata. El Diario de Cuenca, del 9 de mayo de 1974, publicó en la sección Usted dirá una entrevista a los testigos. A continuación, la citada noticia tomada del blog de José Vicente Ávila.

noticia del 9 de mayo de 1974 

El incidente acaeció hacia las siete de la mañana del martes 7 de mayo de 1974, cuando los testigos se dirigían de Cuenca a Madrid. Circulando por el alto de Cabrejas divisaron el OVNI. En principio los testigos pensaron que era el Sol pero luego se dieron cuenta de que era una "platillo volante". Lo vieron hacia su izquierda. La visión duró unos 45 segundos y el color del misterioso "aparato" era anaranjado.

Después de comprobar algunos datos, todo apunta a que el OVNI era nuestro satélite natural. En la siguiente carta celeste puede verse la ubicación de la Luna a la hora del avistamiento.

7 de mayo de 1974

A las 6:55 horas locales, el citado astro se encontraba a unos 4º sobre el horizonte y orientado hacia el SW (236º). La Luna al estar cerca del horizonte suele verse mucho más grande (ilusión lunar), cosa que suele ser llamativa. Las nubes y las capas bajas de la atmósfera le dieron un aspecto raro y una coloración anaranjada.


Fase que la Luna tenía en el momento de la observación del OVNI.

En el siguiente mapa de la zona señalo el azimut del mencionado astro que, como puede verse, quedaba a la izquierda de los observadores igual que el OVNI.

acimut de la Luna

Otro caso más de confusión lunar que, como ya se ha visto por estos lares, suelen ser muy frecuentes.





5 comentarios:

Federico dijo...

Llevado, sin duda, por su afán explicatorio, ha pasado usted de largo -seguro que indadvertidamente- algunos detalles que aparecen como fundamentales a la hora de emitir un jucio sobre el caso. A saber:
1) El objeto era como un aparato de TV, muy luminoso y que giraba.
2) Uno de los testigos -que viajaba mucho-jamás había observado nada como aquello.
3) Hacía daño a la vista.
4) La muchacha dijo: "Papá, me da miedo a mí esto..."
5) El día 7 de mayo de 1974, martes, la Luna se puso a las 6 horas 29 minutos y 18 segundos, mientras que la observación se produce "hacia las 7 de la mañana".

Juan Carlos Victorio dijo...

Los cuatro primeros detalles, Federico, no son fundamentales en este caso. El que sí sería relevante es el quinto. Pero me parece que se le ha olvidado algo.

El ocaso de la Luna, el 7 de mayo de 1974, ocurrió en Cuenca hacia las 7:27 horas locales. Para el cálculo del ocaso de dicho astro tenía que haber añadido usted una hora, ya que en esa fecha estabamos con el horario de verano.

Federico dijo...

O sea que los cuatro primeros detalles "no son fundamentales en este caso". Según su criterio, claro, je, je, je. Por otro lado, concedido que la Luna se ponía a las 7:27 (hora local), o sea que cuando fue observado el OVNI faltaba media hora para que la Luna se ocultara. Nadie confunde la Luna llena en el cielo, media hora antes de su ocaso, con un objeto volante no identificado. Por muchas vueltas que usted le dé.

Juan Carlos Victorio dijo...

O sea, que nadie confunde la Luna con un "no se sabe lo que es". Vale, genial.

Anónimo dijo...

Van a perdonar pero Cuenca, como casi cualquier otra provincia de la geografia española (la cual conozco no poco, por haber en ocasiones viajado a dicha Nación y haber circulado por ella en carreteras varias) salvedad hecha de Andalucía y buena parte de Extremadura, TIENE DIVERSOS HORIZONTES GEOGRÁFICOS y cuando se nos dice que la Luna SE OCULTÓ A UNA HORA DETERMINADA,éso es más bien un promedio, habría qué ver cuál es el perfil orográfico y los metros sobre el nivel del mar a que se encontraban los observadores. Luego, en general es cierto que CASI NADIE confunde la Luna con un NO-SE-SABE-QUÉ-DIANTRES, pero éso es en general. Aquí en El Salvador cuando la primera visita que nos hizo el Dalai Lama (lo menciono nada más como referencia cronológica, no digo que ese líder espiritual tuviese nada qué ver, no al menos conscientmente y a propósito) pude, con mucha gente más, presenciar el ya conocido fenómeno de doble reflexión-refracción del arcoiris completo, uno dentro de otro, con, por lo tanto, dos (2) Lunas, la real y la de imagen reflexo-refractaria Y MUCHA GENTE TOMÓ A UNA U OTRA LUNA POR UN OVNI, UN GLOBO DE PROPAGANDA BUDISTA O COMERCIAL, EL REFLEJO EN EL CIELO DE UN REFLECTOR DE LA DEFENSA ANTI-AÉREA Ó DE UN REFLECTOR DE UN PARQUE DE DIVERSIONES Y HASTA COMO SEÑAL SEGURA DE UN INMINENTE TERREMOTO Ó DEL FIN DEL MUNDO. Ésto último, dicho sea de paso, anduvo aproximado porque hubo un temblor grado 6.6 que afortunadamente no causó más muertos que dos (2) personas muy viejas y del puro susto, y ninguna edificación se rajó ni se cayó. Pero antes de que el Dalai se fuera nos comenzó una cadenilla de tormentas tropicales que duró 52 días y éso sí causó más de un centenar de muertos. No fué el fin del mundo, pero sí el fin de todo para esas personas. La Luna SÍ PUEDE CONFUNDIRSE CON OTRAS COSAS A LA VISTA DE OBSERVADORES MÍSTICAMENTE PREDISPUESTOS, TOMADOS POR SORPRESA Y NO EXPERIMENTADOS, por lo que no se la puede descartar por completo como parte de una interpretación NATURALISTA del fenómeno. Por otro lado, actualmente HASTA LOS SIQUIATRAS DE TODO EL MUNDO CONCUERDAN EN QUE EL TIEMPO PROMEDIO QUE LOS CHINOS, RUSOS Y OCCIDENTALES DESTINAMOS A OBSERVAR LAS ESTUPIDECES DE LA TV, SOBRE TODO DE LA NORTEAMERICANA Y LA MEJICANA, SIN EXCLUIR A OTRAS INDUSTRIAS ESCÉNICAS NACIONALES, DAÑA LA VISTA AL MENOS TANTO COMO LA DEPENDENCIA LABORAL Y CONSUMISTA DE COMPUTADORAS, Y ENCIMA PUEDE DAÑAR EN FORMA PERENNE LA INTELIGENCIA DE MANERA ACUMULATIVA, SOBRE TODO SI EL TELEVIDENTE ES CONSUMIDOR DE SERIES Y MINISERIES. Conclusión diagnóstica que me parece muy al pelo PARA LO QUE SE DESCRIBE COMO UN TELEVISOR QUE VOLABA. A lo mejor ÉSO ERA EXACTAMENTE LO QUE ERA, UN TELEVISOR VOLADOR, pero no en la atmósfera de Cuenca, Dios la proteja de semejantes engendros, SINO EN LAS CONFUNDIDAS Y YA DAÑADAS MENTES DE TELEADICTOS QUE SERÍAN CAPACES DE MORIR DE INANICIÓN EN SUS SOFÁS DE TV ANTES QUE IR POR COMIDA REAL, Y NO CHATARRA, DURANTE UNA COPA UEFA, POR PONER UN EJEMPLO que aquí cerca de mi país, en Méjico DF YA HA TENIDO OCASIÓN DE DARSE VARIAS VECES EN LA REALIDAD: Encontraron tipos muertos viendo la TV de temporada. Sales de tu apartamento a la vida real, circulas sin beber lo suficiente por carretera varios centenares de kilómetros, el Sol te ha caído a plomo todo el día, te insola, cae la tarde, eres un urbanita echado a perder y con una barriga mayor que la de Santa llena de Caca-Cola y papitas fritas, ves una difracción de la Luna que en tu ciudad de origen, tu punto de partida NUNCA JAMÁS LA IBAS A VER ASÍ PORQUE TU ATMÓSFERA LOCAL URBANA ES COMO SI FUERA DE OTRO PLANETA EN COMPARACIÓN A LA DE MESETA BARRIDA POR LAS BRISAS DEL CASQUETE POLAR NORTE DONDE TE HAS DETENIDO ....y describes, como mejor puedes, PORQUE CARECES DEL VOCABULARIO TÉCNICO ADECUADO, una difracción abultada e irregular de la Luna, como un "televisor volador". Éso debe tomarse como una mala comparación, un eufemismo extremo. Les escribió Max Brannon, desde San Salvador, República de El Salvador.