domingo, 17 de marzo de 2019

7 de febrero de 2019: La fantástica noche de los OVNIs

Según un conocido programa televisivo sobre "misterios", en la citada noche ocurrió algo extraordinario en nuestros cielos relacionado, al parecer, con los escurridizos objetos volantes no identificados. 
 
Tomado de la página de Cuarto Milenio.

En dicho programa se hicieron, por lo visto, mucho eco de lo sucedido en Cogollos de Guadix, Granada, pero creo que ninguno para resolverlo. Todo lo contrario, han añadido más "misterio" para sacarse de la manga esa noche mágica: El avistamiento de una extraña luz en Badajoz.

La citada noche, hacia las 20 horas, un observador ubicado en el cementerio de San Juan Bautista, de Badajoz, observó hacia el Clínico una luz intensa a baja altura. Fue ascendiendo y acercándose lentamente, por su derecha, hasta que al llegar, aproximadamente, a la altura de un repetidor desapareció. El testigo grabó y fotografió la misteriosa luz.

Fotografías "a distancia normal", tomadas de aquí.

También utilizó el zoom de la cámara y lógicamente obtuvo imágenes más grandes pero con diversos cambios de forma, tamaño y color.


El testigo refiere unas secuelas sufridas a raíz de su observación pero no entraré en este asunto porque, como se verá más abajo, parece  que la "misteriosa" luz no tuvo nada que ver.

El caso sigue todavía inexplicado y es utilizado como prueba de que algo extraordinario ocurrió la noche de OVNIs.

En mi opinión, la explicación es la siguiente: La extraña luz era la ISS (Estación Espacial Internacional), que la citada noche fue visible desde Badajoz con una magnitud visual semejante a la del planeta Júpiter y en algunos momentos, superior. A continuación, un mapa de ubicación.


Según el testigo, el pretendido OVNI fue descubierto hacia el Clínico (WNW). Precisamente, por esa dirección iniciaba su aparición, a baja altura, la ISS. Fue ascendiendo lentamente por la derecha del testigo, hasta los 45º (dirección NNE), y luego comenzó a descender hasta que desapareció, al entrar en el cono de sombra de la Tierra, cerca del este. Coincidiendo con la descripción  del observador.


La ISS al inicio de la observación a 13º del horizonte, sobre el Clínico, a las 20:06 horas locales.


La ISS cerca del este en el momento que se "apagó", a 33º sobre el horizonte y las 20:10 horas locales.

Las extrañas formas que mostraba la misteriosa luz al grabarla y fotografiarla tienen su explicación. Al no haber casi luz, la cámara da más tiempo de exposición y le cuesta enfocar con lo cual, lo fotografiado a pulso (el supuesto OVNI) sale movido (alargado, en forma de tubo, retorcido, etc.) y desenfocado. Si, además, se usa el zoom, el desenfoque y las distorsiones (forma, tamaño y color) resultan más patentes y suelen desconcertar al más versado.

Un incidente vivido de forma intensa y emotiva pero que tiene una solución muy normal, como se ha visto.