jueves, 10 de septiembre de 2020

Un viaje increíble

Resulta curioso, y llamativo, como algunos ufólogos realizan verdaderas piruetas argumentales para oponerse a las explicaciones, a veces evidentes, que se dan a los avistamientos de OVNI y a continuación, dejarlos inexplicados ad infinitun. Da la impresión de que el fin es mantenerlos eternamente en un "no sé lo que es", después, si eso, se pueden mostrar lo misteriosos y auténticos que son.

Uno de esos casos es el ocurrido en Neuquén (Argentina), el pasado 30 de junio, donde dos pilotos tomaron al planeta Júpiter por un OVNI. En estos enlaces pueden leer más información sobre esta historia.

En el siguiente artículo, que se puede leer por aquí, encontrado por casualidad, concluyen que el citado caso sigue siendo muy misterioso y se encuentra "encuadrado" con otros avistamientos ocurridos durante este año 2020. Asunto que, por lo visto, aumenta la extrañeza de los casos.


He mirado la primera observación que mencionan, la del 14 de febrero en Lagunas de Epulauquen, calificada como significativa, y me tropiezo con más de lo mismo. Los detalles del avistamiento se pueden leer en esta nota publicada en un diario local.


El mencionado día al atardecer, a las 21 horas locales, una familia de Buenos Aires, cuando se dirigía al área natural protegida de Las Lagunas de Epulauquen, observaron un OVNI muy luminoso en el cielo, hacia su izquierda. Era silencioso, estaba estático y mirando la fotografía de arriba se adivina fácilmente la ubicación que tenía en el firmamento el brillante objeto.



Una imagen del OVNI sacada de la grabación que hicieron los testigos. El video puede verse en este enlace.

A pesar de lo maravilloso, increíble e inexplicable que parecía el fenómeno luminoso, lo cierto es que, en el momento de la observación y en la dirección apuntada por los testigos (poniente) el único objeto brillante que había en el cielo era el planeta Venus. Ver la carta celeste.


En la siguiente imagen satélite de Google Maps puede verse el azimut que tenía Venus (287º) desde el punto de vista de los testigos. El astro quedaba a la izquierda de los mismos, como apuntaba la noticia de prensa.


El significativo avistamiento del 14 de febrero de 2020 en Las lagunas de Epulauquen, que pretendía corroborar el del día 30 de junio ocurrido en Neuquén, se queda en otra típica confusión con la reina de los OVNIs.