jueves, 28 de septiembre de 2006

¿Qué vieron los bomberos de Balmaseda?

Además de Venus y la Luna, hay otros astros que también han provocado numerosas observaciones ovni. Arcturus, la cuarta estrella más brillante del firmamento nocturno, es uno de ellos. A continuación, vamos a ver una típica confusión con el citado cuerpo celeste.

Ubicados, de nuevo, en el año 1975 examinaremos un avistamiento que se produjo, a finales del mes de octubre del mencionado año, en la localidad vizcaína de Balmaseda. La noticia fue publicada por La Gaceta del Norte, el 29 de noviembre de 1975.

El citado diario relataba que los testigos de la presencia del ovni fueron:

“...el turno completo del Parque de Bomberos de la Diputación Provincial, en Valmaseda.”

J.J.N. fue el primero en divisar el ovni:

“Era un domingo. Creo que a finales de octubre. A eso de las ocho y cuarto de la noche y al salir en una de las ocasiones al exterior del parque, me di cuenta que sobre el monte Colitxa había una extraña luz...”

“...Yo creo que se encontraba algo más aquí, aunque el efecto óptico daba la impresión de que se hallaba sobre dicho monte.”

A la pregunta: “¿Y cómo era?” El bombero dibujó una especie de rombo.

“Parecía una cosa así... Estaba inmóvil. Y eso y los destellos que producía me extrañaron. Ningún avión se queda quieto en el aire.”

La “extraña luz” fue contemplada durante más de media hora: “Yo salí en dos ocasiones del parque y todavía seguía allí”. Lanzaba destellos anaranjados y amarillos. El cielo estaba despejado y el “ovni”, por lo visto, estaba situado a poca altura:

“La altura es difícil de precisar. Pero quizá no mucho, porque, lógicamente, nos extrañó la gran diferencia con las estrellas. En cuanto a la dirección era oeste.” (El resaltado en negrita es mío)

Durante las noches de finales de octubre, Arcturus (estrella principal de la constelación de Bootes) era y es visible hacia el O-NO, a baja altura, con sus preciosos y característicos destellos anaranjados. El domingo día 19 (día aproximado de la observación), a las 20:15 horas locales, tenía un azimut de unos 110º (O-NO) y una elevación de 6º 42’ sobre el horizonte. Su ocaso se producía, esa noche, a las 21:00 horas (teniendo en cuenta la orografía de la zona, se ocultó antes).


El cielo, mirando hacia el O-NO, del 19-10-75 a las 20:15 h.

En el mapa (cartografía militar de España, serie L. Escala 1:50.000, hoja nº 20-5) comprobaremos que el monte Kolitza (lugar por donde era visible el ovni) está ubicado (mirando desde Balmaseda) hacia el O-NO. Como vemos, la visual del ovni se aproxima bastante al azimut de Arcturus (teniendo en cuenta que no hay precisión en la hora y, sobre todo, en el día del avistamiento).

Azimut de Arcturus a las 20:15 h. del 19-10-1975


Todos los datos apuntan claramente a una confusión con la citada estrella que al estar tan cerca del horizonte y con una magnitud de –0.04 llama poderosamente la atención, provocando, en ocasiones, llamativas observaciones ovni.

3 comentarios:

Ferrus dijo...

Balmaseda es propicia para todas esas cosas y avistamientos.
Saludos y enhorabuena por tu blog. Es muy chulo.

Juan Carlos dijo...

Gracias y saludos.

Anónimo dijo...

Una estrella es una estrella, y la luna es la luna...¿cómo puede haber personas que crean que estan siendo perseguidos por aquellos?..
Y cuando se ven luces desplazándose por debajo del horizonte: lentamente, a velocidad o girando en maniobras difíciles para un artefacto terrestre...serán luciérnagas??? Todo tiene su explicación: los extraterrestres no existen.