domingo, 15 de mayo de 2011

Pajarovni en Sudáfrica

Buscando un poco por Internet pueden encontrarse multitud de fotografías de OVNIs. Muchas de ellas son simples manchas o puntos que aparecen en las imágenes sin que el fotógrafo, en el momento de hacer la toma, haya visto objeto raro alguno en el cielo.

La siguiente instantánea es un ejemplo característico de este tipo de OVNIs, denominados "fantasmas", y fue obtenida en Milnerton, Ciudad del Cabo, el día 12 ó 13 de octubre del 2010. 



Como puede apreciarse en este caso, la imagen del OVNI resulta reveladora y muestra, sin duda, el vuelo de un pajarovni. O sea, un ave capturada cuando volaba lateralmente con respecto al objetivo de la cámara. Más ejemplos de pajarovnis, aquí.




17 comentarios:

Ylmer dijo...

Me río cada vez que hay ovnílogos que no saben discernir un pájaro de una presunta "nave extraterrestre".

Toni García dijo...

Usted me perdonará, señor Victorio, por mi atrevimiento, pero me parece que la foto no es de un híbrido de pájaro y Ovni, entiéndase eso de "pajarovni", sino de un auténtico Ovni, de tipo campana o adamskiano, que ha sido captado in fraganti por el objetivo de la cámara fotográfica; foto algo borrosa, eso si, pero que le da veracidad al caso sudafricano toda vez que las mejores fotos de Ovnis, las más nítidas, siempre se demostró que eran falsas. Gracias por aceptar mi comentario.

P. Villarrubia dijo...

Ya veo que sois muy valientes explicando OVNIS con ese tema de los llamados pajaróvnis. Ya quisiera yo saber si sois tambien capaces de explicar el famoso caso de Curitiba, Brasil, 1.947, de los visitantes de Urano que calzaban sandalias, recientemente publicado en Mas Allá de la Ciencia. Morbosos.

Juan Carlos dijo...

¿Se refiere usted, P. Villarrubia, al caso del topógrafo Higgins? El suceso se publicó en el Diario da Tarde de Curitiba (Brasil), el 8 de agosto de 1947 y el incidente fue fechado el 23 de julio.

Dicho caso se explica el solito. La noticia de prensa terminaba con este párrafo:

"¿Habrá sido un sueño? ¿Habrá sido realidad? A veces dudo que eso haya pasado realmente, quizá todo ello no haya sido más que un sueño extraño pero bello".

(LuisR. González, "ELLOS": Taxonomía y filogenia de los visitantes. Cuadernos de Ufología, nº 34-3ª Época 2009)

Violeta Parrado dijo...

Es vetrgomzoso que todo lo esplicais con los probrecillos pajaros poruqe han volado cerca del ofni. Alfún dia os denunciara´Juanjo Bennitez por manipulladores de cosas que pasan-.

Inés de la Cosa dijo...

Me da pena Pablo Villarrubia. Debe ser triste que un periodista se dedique a los Ovnis para comerse un plato de caliente, sabiendo -no puede ser de otro modo- que en el fondo está engañando al público.

La Voz de Galicia dijo...

Su blog, señor Victorio, solo sirve para explicar casos puntuales que resultan ser confusiones, manipulaciones, tergiversaciones, etc. No creo que tenga el nivel técnico, estadístico, bibliográfico e histórico para que "explique" casos como los de Rendlesham Forest, el incidente del aviador Oscar SantaMaría en Perú o la Operación Prato en Brasil. Respecto a este último caso, dudo mucho que las fotos que han sido desclasificadas hace 2 años, resulten ser Venus, pajaroovnis o simples lens flares.
Mucha suerte en sus investigaciones, y por favor: salga un poco a la calle a investigar que no le hará tanto daño.

Amparito dijo...

Pajarovni por aqui, pajarovni por allá, los pajarooovnis...!
Esta mañana de verano,
todos los pajarovnis nos levantamos
con resaca de bareto,
los pajarooovnis...!
volvamos a brindar por el verano,
queramos ser tercos,
volvamos a los ovnis, pajarovnis,
que el verano ha llegadooo...!
Pajarovni por aqui, pajarovni por allá, los pajarooovnis...!

Amadeo Llopis dijo...

He leido la letra de la canción de los pajaróvnis de la señora o señorita Amparito y me ha gustado mucho. Gracias, Amparito, por amenizar el blog.

Anónimo dijo...

Y si no, que explique el señor Victorio el caso de un extraterrestre que fue grabado robando comida en una casa de Brasil.

Jose Beloqui dijo...

Explicación de los casos indicados por La Voz de Galicia y Anónimo:
-- Rendeslham Forest: combinación de observaciones de meteorito y luces de faro. Huellas de cavernas de conejo y cortes en árboles debidos a actividad de empleados silviforestales. No hubo radiactividad.
-- Aviador Oscar Santamaría en Perú: disparó contra un globo estratosférico conforme le habían ordenado (erró los disparos y no le dejaron proseguir con otro avión; posibilidad de que se hallara bebido).
-- Operación Prato de Brasil: se trató de un virus muy agresivo (las fotos son de objetos astronómicos).
-- Extraterrestre grabado robando comida: burdo montaje reproducido a través de Internet (Hoax).
Un saludo.

GURU dijo...

El Grupo Universitario de Revisiones Ufológicas (GURU) de Alicante, Comunidad Valenciana (España), se dirige a ese blog exponiendo lo siguiente:
--- Solicitamos urgentemente un debate serio y en profundidad sobre la cuestión de conveniencia-inconveniencia de explicar los casos registrados de OVNIS a nivel nacional.
El motivo de esta llamada de atención es que cada vez contamos con menos casos inexplicados o positivos de OVNIS y, por lo que parece, si se continúa profundizando en el tema, al final nos vamos a quedar sin casos positivos, con lo que no podremos realizar estudios de gabinete a nivel estadístico (sumatorio, media, mediana, moda, desviación típica, etc.) ni podremos hacer contrastes de hipótesis estadísticas, correlaciones de Pearson con aproximaciones de Marte a nuestro planeta, análisis de varianza y covarianza, etc.
Por ello solicitamos a los investigadores que explican casos, señores Juan C. Victorio, V. J. Ballester, Juan A. Fernández, Luis A. Gámez, Juan M. Gascón, Ricardo Campo Pérez, J. Plana, Manuel Borraz, Luis R. González y otros, que reconsideren su postura actual sobre el fenómeno OVNI.
Sabemos que su actitud es honrada y escéptica, pero deben comprender también que años atrás se podían manejar y tabular datos sobre No Identificados (número de casos por mes, horas de aparición, formas, tamaños, colores, luminosidad o brillo, velocidad, direcciones de los Ovnis, cantidad de testigos, huellas, etc.).Estudios estadísticos que llevaron a cabo investigadores como Miguel Guasp, David López, Vicente J. Ballester, Felix Ares y otros.
Que se sepa que GURU también tiene derecho a poder realizar en la actualidad estudios estadísticos sobre OVNIS. Evidentemente, si no se nos dejan a mano casos positivos no podemos llevarlos a cabo y no quepa duda que con los casos negativos no se puede trabajar porque eso es un "cajón de sastre".
En definitiva, ustedes verán. O nos dejan libre una muestra mínima y necesaria de n= 100 casos POSITIVOS en España de un periodo determinado de tiempo que ustedes indiquen (queda a su voluntad, para que no haya problemas) o en breve nos veremos en los juzgados. Lo sentimos mucho. ¡Bon matí!

Fideo de Mileto dijo...

Ahora existen unos diminutos aviones-espia con aspecto de pájaros que se podían tomar por pajarovnis sin ser estimulos biologicos. Se diferencian de los verdaderos pájaros en que presentan aspecto metálico y mueven las alas muy lentamente. De nada.

Samuel Ordóñez dijo...

Antonio Ribera, en su obra "Encuentros con humanoides", presentaba el caso de Curitiba (Brasil) como verdadero.

B. C. dijo...

No busque, Victorio, más pajarovnis, que con usted ya tenemos bastante pájaro. A este ritmo se carga la Ufología.

Juio Gamba dijo...

Dirigido a "B.C.":
Perdone, pero la Ufología no se la puede "cargar" el señor Victorio porque por muchos casos que explique, siempre quedan anomalías de tipo OVNI inexplicables con los conocimientos actuales que disponemos. Lo que el señor Victorio sí puede hacer es reducir la casuística OVNI con sus beneplácitas explicaciones. Saludos.

Raimundo Barbado dijo...

Estoy conforme con la solicitud -me parece lógica- del grupillo universitario GURU de Alicante: ¿Por qué no dejar algunos casos OVNI sin explicación para poder realizar estadistica de casos positivos?
GURU tiene el mismo derecho a manejar estadística de casos positivos que lo han tenido otros "amiguetes" con anterioridad.
Saludos.