miércoles, 12 de diciembre de 2012

OVNIs en la Antártida, en 1965

Acaba de publicarse en Internet una monografía que analiza los avistamientos OVNI acaecidos, entre junio y agosto del año 1965, en las islas Decepción y Laurie. Los autores del trabajo: Vicente-Juan Ballester Olmos, Manuel Borraz Aymerich, Heriberto Jasnoch González y un servidor, hemos llegado a la conclusión de que los incidentes ocurridos en las bases antárticas, en esas fechas, no tienen la importancia que se les dio en su día. Además, la información de los casos contiene muchos errores y graves discrepancias. Por otra parte, los fenómenos descritos son de una extrañeza muy baja y no tienen nada que ver con naves extraterrestres.  
 

Sus 183 páginas incluyen 74 figuras (fotografías, ilustraciones y gráficos), 5 tablas, 4 apéndices, además de 179 referencias y notas y 40 páginas con una galería de retratos, documentos y facsímiles de indudable valor documental e histórico. 


Algunas opiniones de experimentados estudiosos:

Me ha impresionado la obviamente minuciosa atención por el detalle y la presentación. Me parece que es una magnífica pieza de trabajo. Espero que sea tan bien recibido como sin duda se merece.

(Martin Shough) 

Con la publicación de este informe, finalmente vemos la verdad tras una serie de sucesos con  décadas de antigüedad que han desconcertado e intrigado a quienes están fascinados con peculiares fenómenos aéreos. Los informes de OVNIS no son siempre lo que inicialmente parecen ser, como revela  este inspirado grupo de investigadores, y el resultado de su análisis es una visión más clara y correcta de la historia. Un informe excelente.

(Barry Greenwood)

En esta monografía se constata un trabajo paciente y minucioso y demuestra fehacientemente cuatro cosas: 1) El inmenso valor que tiene que expertos en el tema se asocien internacionalmente para el análisis de casos; 2) Que personal militar y científico no está exento de tener una visión romántica o fantástica del tema, lo que distorsiona sus propias evaluaciones; 3) Que las contradicciones internas de los relatos, imprecisiones y graves discrepancias les quitan total validez como evidencia de algún fenómeno extraño; 4) El lamentable papel desempañado por los medios de comunicación masiva, que inescrupulosamente desfiguran los hechos.

(Milton Hourcade)


El trabajo puede descargarse desde aquí.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

"En esta monografía se constata un trabajo paciente y minucioso y demuestra fehacientemente cuatro cosas: 1) El inmenso valor que tiene que expertos en el tema se asocien internacionalmente para el análisis de casos; 2) Que personal militar y científico no está exento de tener una visión romántica o fantástica del tema, lo que distorsiona sus propias evaluaciones; 3) Que las contradicciones internas de los relatos, imprecisiones y graves discrepancias les quitan total validez como evidencia de algún fenómeno extraño; 4) El lamentable papel desempañado por los medios de comunicación masiva, que inescrupulosamente desfiguran los hechos."
¡Hala!, es igual que los testigos sean campesinos, que militares o científicos; todos son unos románticos empedernidos defensores de una causa perdida y unos magufos... Claro, todos menos los que realizan los correspondientes "contraestudios" y elevan sus "conclusiones" a definitivas sin apelación y a 45 años vista.

Juan Carlos Victorio dijo...

Sr. anónimo, 1965 + 45 = 2010. Estamos en el 2012. Además, más vale tarde que nunca.

Anónimo dijo...

Sí, señor. Lo que ustedes digan. Perdone.

Anónimo dijo...

Pues yo estoy formandome como científico. Y en la disciplina en que espero convertime en algo parecido a un experto no figura en ningun lado como identificar claramente fenomenos poco comunes en el cielo. Asi que sí, por más nobeles que uno tenga, puedes meter la pata.

Anónimo dijo...

"¡Hala!, es igual que los testigos sean campesinos, que militares o científicos"

Efectivamente,veo que empezaís a comprender.No existen "testigos de élite"..todos los testimonios humanos valen lo mismo provengan de quién provengan.Lo único que cuentan son las pruebas,no las afirmaciones de nadie.

Seguid frecuentando blogs como este,aún haremos de vosotros unos hombrecitos de provecho !

Marc Pesaresi dijo...

FELIZ AÑO NUEVO, al redactor del blog, Victorio, un buen año este que sigue. Volviendo al tema del informe sobre los avistamientos en la Antartida. Si bien es cierto que muchos científicos se pueden equivocar, tambien es verdad que muchos de ellos al principio no saben que ven. Por supuesto, tuvimos que esperar 45 años para interpretar que quizás, lo que se vio fue las evoluciones del satelite Eco. Por supuesto, nunca habra cien por ciento de certeza, pero es por el momento, una explicacion muy buena. Saludos cordiales.

Juan Carlos Victorio dijo...

¡Feliz Año! Marc y saludos cordiales.

Anónimo dijo...

"Anónimo dijo...
"¡Hala!, es igual que los testigos sean campesinos, que militares o científicos"

Efectivamente,veo que empezaís a comprender.No existen "testigos de élite"..todos los testimonios humanos valen lo mismo provengan de quién provengan.Lo único que cuentan son las pruebas,no las afirmaciones de nadie.

Seguid frecuentando blogs como este,aún haremos de vosotros unos hombrecitos de provecho !


diciembre 24, 2012 7:55 p.m."

Sin comentarios. Esta patochada se comenta por sí misma.

Undertaker dijo...

Por su relación con el tema le paso, señor Victorio, el enlace de un documental que leí el otro dia por Internet, aunque no me acabo de fiar mucho de loque se expone en él, en fin:
http://apologista.wordpress.com/2012/11/04/platillos-volantes-y-bases-nazis-en-la-antartida-documental-sovietico/

Saludos.

Big Little dijo...

Mire qué bonito: "Todo lo que puede ser inventado ha sido inventado". Lo dijo Charles Duell en 1899. Interesantemente, era el jefe de la Oficina de Patentes de Estados Unidos."
Hay que fastidiarse, ¿eh?