domingo, 28 de febrero de 2010

OVNIs, apagones y mensajes cósmicos

En la madrugada del pasado lunes, 22 de febrero, en Cuarto Milenio se expuso, con el rigor que suele ser habitual en dicho programa televisivo, varias observaciones OVNI, y algunos fenómenos asociados, acaecidos en la provincia de Álava en septiembre de 1984.

Resumiendo, según las crónicas ufológicas, al atardecer del día 14 de septiembre del citado año fue observado un OVNI brillante sobre Vitoria que produjo un apagón en algunos barrios de la ciudad. Durante dicho corte del suministro eléctrico, y de forma misteriosa, una impresora comenzó a escribir un extraño código. Código que según Iker Jiménez es: "...historia y enigma de la ufología española..." En este sitio pueden ver parte del vídeo del citado programa.

El incidente presentado de esa forma tiene todos los ingredientes para convertirse en un caso sorprendente y excepcional. Sin embargo, si se analizan los detalles con calma, se podrá descubrir que el suceso no tiene el halo de misterio que algunos pretenden.

Por ejemplo, el apagón se produjo unas dos horas después de que el supuesto OVNI, observado sobre Vitoria, desapareciera. Por lo tanto, relacionar al OVNI con el corte de suministro eléctrico no parece muy razonable, ya que, si el susodicho ya no estaba, difícilmente habría provocado el apagón. Otra cosa sería si la visión del extraño objeto brillante hubiera coincidido con el corte de la corriente, entonces la cuestión sería más dudosa, pero no es éste el caso. Además, también hubo apagones en Vizcaya y Gipúzkoa. Para determinados ufólogos, el citado corte eléctrico no tiene explicación o la empresa eléctrica (Iberduero) no quiso o no supo darla.



video


Sin embargo, la prensa de la época ya publicó el esclarecimiento de los "misteriosos" apagones. Por ejemplo, El Diario Vasco del 29 de septiembre de 1984 informaba de lo siguiente:

"Un portavoz de Iberduero aseguró a Efe que los apagones 'tuvieron su origen exclusivamente en un gran cortocircuito provocado por una avería técnica, no habitual pero tampoco desconocida, en un divisor de tensión de cortocircuito -precisó- reventó el divisor de tensión y causó una serie de explosiones, con lo que se produjo una pérdida momentánea de tensión".




En Vizcaya también hubo cortes del suministro eléctrico (ver nota anterior), igual que en Gipúzkoa. Todos debidos a una serie de averías. Intentar relacionar los apagones de esos días con supuestos OVNIs me parece de una imaginación manifiesta.


Durante el apagón del 14 de septiembre se produjo un suceso "misterioso": una impresora comenzó a escribir un extraño texto sin alimentación. El dueño del citado aparato sospechando una relación con el supuesto OVNI observado en la ciudad dos horas antes, se puso, al parecer, en contacto con afamados ufólogos que le confirmaron sus sospechas.



El supuesto mensaje cósmico no tiene ningún misterio. En su día ya fue explicado por Félix Ares de Blas en Cuadernos de ufología (año III 1985, nº 10-11). Como muy bien indica Félix Ares, y entre otras cosas, la mentada impresora (Timex-Printer 2040) era muy lenta y no tuvo tiempo para escribir los 480 caracteres del texto sin suministro eléctrico, ya que, el apagón duró unos segundos, como puede leerse en el recorte de prensa. A continuación pueden examinar la transcripción de parte del artículo publicado en CdU.


Por último, queda la observación multitudinaria de un supuesto OVNI sobre el barrio vitoriano de Zaramaga. Para ser una visión tan espectacular, como dice Iker Jiménez: "...toda la ciudad asistió a algo prodigioso..." no tuvo la repercusión mediática que el caso merecía. La prensa apenas publicó unas breves líneas sobre el citado OVNI, dando más importancia al "misterioso" apagón y al "mensaje cósmico".

En fin, el extraordinario OVNI se reduce a la visión, sobre las 19:30 horas locales, de un objeto brillante y de aspecto metálico que tras permanecer estático en el cielo durante cinco minutos, desapareció. Por lo visto, el "misterioso" objeto también fue contemplado en días posteriores.


Esta breve información hace pensar en una confusión con un astro brillante. Precisamente, el planeta Júpiter era visible durante los atardeceres de esos días con su máxima brillantez (magnitud -2.7). Probablemente, el supuesto OVNI no era otra cosa que el citado planeta que al ser visto en un claro de nubes llamaría poderosamente la atención. La corta duración del avistamiento y la desaparición del brillante astro estarían provocados por las citadas nubes existentes en ese momento. Esa tarde, el cielo estaba casi cubierto, como puede apreciarse en la foto satélite, tomada a las 16:10 UTC (18:10 hora local), de la Universidad de Dundee.



De todas formas, los datos son muy escasos y se necesitarían más detalles para descartar o confirmar la confusión con el citado astro. Si algún lector tiene más información sobre el avistamiento de ese objeto brillante visto en los cielos de Vitoria, al atardecer del 14 de septiembre de 1984, será bienvenida y servirá para dilucidar con más precisión la naturaleza del fenómeno observado.

Hay que señalar que el caso OVNI que más resonancia tuvo en la llamada "oleada sin precedentes" sobre Álava, que para el señor Jiménez se produjo en octubre (Encuentros... pág. 237), fue el acaecido en Audikana el día 15 de septiembre y que ya se explicó por aquí.
Por último, el presentador de Cuarto Milenio y uno de los invitados se preguntan: si la gente inventa o se confunde con fenómenos naturales ¿por qué aparecen los OVNI precisamente en esas fechas y nunca antes o después? Este detalle les parece inexplicable y eso les reafirma en lo misterioso del fenómeno, luego se pierden en divagaciones fantásticas.

video


Después de casi 63 años de "platillos volantes" y OVNIs, algo ya se sabe sobre cómo se originan las oleadas de avistamientos. En este caso, más bien fue un pequeño rebrote local provocado por los medios de comunicación que durante esos días sensibilizaron a la población y, claro, la gente miraba más al cielo y veía cosas que no sabía identificar.

A estas alturas, seguir manteniendo que los incidentes mencionados, ocurridos en Vitoria y proximidades, son extraños o misteriosos, muestra que algunos no han profundizado gran cosa para descubrir lo que realmente ocurrió. Al mismo tiempo, se evidencia, otra vez más, cómo las creencias y los prejuicios pueden hacer ver gigantes donde sólo hay molinos.

3 comentarios:

JOSU dijo...

Vi el reportaje de iker el otro día en play cuatro y de inmediato me acorde de una vivencia que tuve yo a la que ya no le doy importancia, hasta ahora.
Tal y como narra la iker lo acontecido esos días respecto a los ovnis avistados en la zona de lakua me recuerda mucho a una experiencia que me sucedió hace unos años. Sobre marzo o abril del 2006 quede con un amigo que vive en lakua en el límite con sansomendi y nos dirigíamos a la parada de autobús más o menos sobre las 15:30. el día era cálido y despejado, ni una nube en el cielo al llegar a la parada de bus (sonsomendi-arana) nos quedamos de pies fuera de la cornisas y empezamos a dialogar sobre videojuegos, (he de decir que tenía unos 16 años y nos dirigíamos a la ciberqueen de la calle badaya como hacíamos casi todos los sábados por la tardes) cuando de pronto me dio por mirar arriba y vi en el cielo una "cosas" oscura pero con una forma no concreta de tener que decir algo diría que era triangular y sobre todo oscura que permanecía quieta durante los 10 minutos que tardo en llegar el bus, durante todo ese tiempo no se movió. Al principio pensé que se trataba de un globo aerostático que estaría muy alto incluso por un instante pensé que se trataba de un helicóptero que se es encontraba muy alto pero viendo que no se movía ya empecé a comentar con la señora que se encontraba con nosotros que serian aliens entre risas, allí se mantuvo al menos hasta que nos subimos al autobús.

Paso a ser una anécdota pero después de haber oído estos relatos del 84 año en el que yo todavía no había nacido me izo pesar si tenían algo que ver y es que por la ubicación y forma del objeto que vimos yo mi amigo y aquella señora me hace pesar que podría estar relacionado con lo que aconteció aquel día de septiembre de 1984.

Lástima que en aquel entonces no tuera mi móvil cámara de fotos.

Jubilado de Vitoria dijo...

Efectivamente se trataba del planeta Júpiter, recuerdo que yo lo comprobé desde mi balcón con unos prismaticos. Telefoneé al periódico DEIA pero no me hicieron caso.

Javi Monleón dijo...

Hay material de sobra para escribir una buena novela-basura sobre ovnis.
Cualquier dia...