jueves, 5 de enero de 2006

El aterrizaje de los Monegros

Dejo, de momento, la “década dorada de la ufología” para continuar con los “casos lunares” que empezé, en una entrada anterior, comentando una observación aérea en Bilbao. En esta ocasión vamos a ver un evento más elaborado y a comprobar cómo este tipo de confusiones, aunque en principio parezca sorprendente, también se dan en los llamados encuentros cercanos. Se trata de un aterrizaje ovni ocurrido cerca de Bujaraloz (Zaragoza) el día 2 de noviembre de 1968 a las 4:35 horas. En este sitio también se puede leer información sobre el citado avistamiento.

El resumen del suceso, que transcribo a continuación, está tomado del libro: Enciclopedia de los encuentros cercanos con ovnis, de Vicente-Juan Ballester Olmos y Juan A. Fernández Peris, páginas 121 y 122. Según información facilitada por Manuel Borraz, también hay un resumen declaración de los testigos (documento CEI) y un cuestionario CEI cumplimentado por el conductor del coche.

"Francisco Martí Cuartero, de 21 años, y 4 soldados más regresaban desde Barcelona a Zaragoza en coche tras un permiso en su Servicio Militar, cuando, a unos 10 km después del pueblo de Bujaraloz (casi todas las referencias ubican el lugar de observación a unos 40 ó 45 km de Zaragoza, por lo tanto éste se encontraría a unos 25-30 km de Bujaraloz) y ya en el interior de la zona de páramos de Los Monegros, observaron, al subir un repecho del camino y a su izquierda (Oeste), un gran disco, ‘como si el Sol estuviera saliendo’, cosa imposible dada su posición y la hora. Se hallaba a menos de 500 m de distancia y los testigos no pudieron apreciar si estaba posado en una colina o a muy baja altura del suelo. El coche se iba acercando y, entonces, la radio dejó de funcionar, las luces de los faros disminuyeron de intensidad y los relojes de pulsera se pararon. El objeto tenía un tamaño enorme, ‘como el ruedo de una plaza de toros’, fue descrito como metálico y era de color naranja brillantísimo, con un ‘resplandor a su alrededor’. Su forma era lenticular con dos grandes prolongaciones curvas acabadas en punta en los extremos. Los testigos, presos de gran excitación y nerviosismo, vieron cómo, transcurridos unos 3 minutos, el objeto empezó a elevarse suavemente, sin ningún ruido, en dirección SE y con una inclinación de unos 30º. Cuando llegó a una altura relativamente baja, aceleró bruscamente y en pocos segundos sólo era visible un pequeño punto luminoso de color naranja. Cuando el objeto hubo desaparecido, tanto los faros como la radio y los relojes volvieron a funcionar normalmente. La observación duró aproximadamente 5 minutos. Al llegar a Zaragoza dieron parte de lo ocurrido a sus superiores. El automóvil era de motor diesel y al día siguiente tenía la batería descargada. La noche del incidente estaba nublada.”

En el momento de la observación, la Luna estaba muy cerca del horizonte, a punto de ocultarse. A la hora mencionada (4:35 horas GMT+1) nuestro satélite tenía un azimut de 91.18º (visible al Oeste) y 1.07º de altura. Su ocaso se produjo, esa madrugada, hacia las 4:43 horas. Le faltaban tres días para la fase de llena. Como se puede apreciar en la carta celeste y en el mapa del lugar, la Luna estaba ubicada en la misma dirección y altura que el ovni. El extraño objeto luminoso desapareció justo cuando el astro se ocultó tras el horizonte (la observación duró cinco minutos, hasta las 4:40 horas aproximadamente). No emitía sonido alguno y su color era el típico de la Luna cuando está cerca del horizonte.


A la vista de los datos astronómicos y los datos del avistamiento, resulta patente que los soldados tomaron a la Luna por un objeto volante no identificado. El astro escondiéndose tras el horizonte, las nubes existentes en el momento de la observación y las altas horas de la madrugada se unieron para mostrar a nuestro satélite como un extraño objeto posado en el suelo, o cerca de él, y cercano a los testigos. Hay que recordar que el caso acaeció en plena oleada de 1968 y los observadores ya estarían informados, gracias a los medios de comunicación, de que los ovni surcaban, continuamente durante esas fechas, los cielos de la península.

Azimut de la Luna y ubicación aproximada de los observadores

La descripción de la desaparición del ovni parece algo compleja para ser imputada a la Luna. Sin embargo, los observadores se encontraban “presos de gran excitación y nerviosismo” y fácilmente pudieron caer en algunas ilusiones. Por ejemplo, un ocultamiento progresivo de la Luna por las nubes (disminuyendo su tamaño aparente hasta desaparecer) sería interpretado como un alejamiento/elevación del ovni. Si al mismo tiempo apareció Saturno (que estaba ubicado a la izquierda de nuestro satélite y un poco más alto) en un claro de las nubes, podría sugerir una elevación rápida hacia el SE.


Por último, hay unos efectos físicos sobre el coche y los relojes que los testigos atribuyeron al ovni. Si, como los datos parecen indicar, la observación fue provocada por la Luna. Entonces, ¿qué indujo esos fallos? El mal funcionamiento de la radio y la disminución de la intensidad de las luces de los faros ¿fueron provocados por una batería en mal estado? Al día siguiente ésta estaba descargada.

Sobre el paro de los relojes de pulsera, llama la atención que en esos momentos de gran excitación y nerviosismo los soldados mirasen sus relojes. ¿Fue una comprobación posterior? ¿Al apreciar un cierto retraso pudo ser achacado a un paro en el momento de la observación? De todas formas, sería necesario conocer más detalles sobre estos supuestos efectos EM para llegar a una conclusión más fidedigna.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Eso mismo vi yo hace unos años
en los Monegros, era una esfera rojiza anaranjada muy grande, estuvo suspendida en el aire varias horas, comence a verla sobre las 21 h. de la noche y eran casi las 24 h cuando aun estaba ahi, fue en el mes de agosto y desde donde estaba yo la situacion era norte

Juan Carlos dijo...

Gracias por la información, anónimo. ¿Podría concretar el año, el mes y el día de su observación? ¿Cual era su ubicación exacta?

Gracias.

Anónimo dijo...

Hola juan,soy de llodio y la verdad que no habia oido nunca lo del ovni!!me ha encantado!!me interesa mucho el tema.
me pasare de vez en cuando a ver que cosas interesantes posteas

http://deihadarrak.blogcindario.com

LaDyDeNeB.

Juan Carlos dijo...

Gracias LaDyDeNeB, procuraré que los artículos sean interesantes.

johneytheobold4752 dijo...

I read over your blog, and i found it inquisitive, you may find My Blog interesting. So please Click Here To Read My Blog

http://pennystockinvestment.blogspot.com

Anónimo dijo...

Hi all!
That was useful info...thanks and Welcome to live chat FETISH. If you search the aldactone? Click here - aldactone
for fun

monegrina22 dijo...

hola!! me ha gustado mucho la historia no sabia de su existencia, pero la verdad que no es extraño, hace dos veranos creo que seria agosto, habia dos lunas una enfrente mio y otra detras, no se si habra alguien que tenga una solucion cientifica pero no me digan que no es extraño y que da de pensar, o que por ejeplo veas pasar un punto naranja despacio , que no es una estrella fugaz por que desaparecen y son mas pequeñas ni tampoco un avion por que parpadean las luces y no iluminan tanto.. o esos resplandores donde no hay ni un publo ni ciudad debajo, ni tamposo es ese cielo que se queda rojizo...un saludo