martes, 19 de junio de 2007

El "ovni" del 10 de febrero de 1896

En agosto de 2005 ya dediqué un artículo a este suceso. Se trata de la espectacular aparición de un bólido, en pleno día, que provocó una gran explosión y la posterior caída de fragmentos meteoríticos. Vuelvo sobre el asunto porque tengo más información del extraordinario fenómeno celeste que se produjo ese día y, como me parece interesante y esclarecedora, la traigo a esta bitácora.

El incidente de 1896 ha sido incluido por algunos ufólogos, pueden verlo en la entrada mencionada anteriormente, en las listas de avistamientos ovni. La verdad es, que hay numerosas referencias que muestran que se trató de un bólido sorprendente. Para comprobarlo, nada mejor que sumergirse en la prensa de la época. Allí aparece el hecho en su verdadero contexto.

Antes, algunas notas actuales sobre el caso:

“Hace poco más de 100 años, el 10 de febrero de 1896, en pleno día, fragmentos de un meteorito cayeron sobre varias zonas de Madrid, como Moncloa, Serrano y Vallecas. Un fragmento que acabó en el hipódromo, entonces en la Castellana, perforó el periódico “El Imparcial” que leía Javier Soravilla mientras caminaba”.

“Meteoritos. Mensajes en una roca” (Jesús Martínez-Frías / Malen Ruiz de Elvira), “El País Semanal”, nº 1136, domingo 5/7/1998. (Cortesía de Manuel Borraz)

A continuación, una breve selección de recortes de prensa de la época describiendo el fenómeno:



"El Baluarte" de Gerona, 12-2-1896




"Diario de Córdoba" 11-2-1896



"Eco de Teruel" 16-2-1896




"El Correo de Gerona" 12-2-1896


"La Lid Católica" de Villanueva de la Serena, 15-2-1896


"El Isleño" de Palma de Mallorca, 11-2-1896


Toda la prensa española de febrero de 1896 se hizo eco de este sorprendente bólido que fue visto, prácticamente, en toda la península ibérica. Pero fue en el centro (Madrid, Guadalajara, Cuenca, Albacete y Toledo) donde se mostró en todo su esplendor.

Por último, señalar el asombro que causa que esta aparición y posterior caída meteorítica sea interpretada, por algunos autores, como un avistamiento ovni a pesar de la documentación existente sobre el tema. Pero lo más desternillante es esta frase de antología que se puede leer en el relato del ufólogo, citado en la primera entrada relacionada con este evento:

“Según varios testigos presenciales, aquella luminiscencia hizo volver el día en plena noche, ante la sorpresa de los que estaban contemplando el fenómeno”. El resaltado es mío.