viernes, 20 de septiembre de 2013

OVNI sobre Laredo (Cantabria)

Buscando entre mis papeles he encontrado una noticia, publicada por La Gaceta del Norte el día 18 de abril de 1978, que narra un interesante avistamiento OVNI acaecido en la citada localidad cántabra y que fue estudiado por un afamado ufólogo patrio. Esta es la nota de prensa:


Por lo visto, la investigación se limitó a la recogida y publicación de los datos sin más. El ufólogo no los analizó para saber qué se había visto porque, supongo, para él se trataba de una nave extraterrestre. Recuerde el lector que el suceso ocurrió en la década dorada de la ufología patria.

Sin embargo, haciendo unas sencillas comprobaciones se puede descubrir que simplemente fue una observación de nuestro satélite natural. El incidente se produjo el día 12 de marzo de 1978 hacia las 22:30 horas locales. Esa noche, con un cielo despejado, estaba la Luna visible en el cielo y a poca altura sobre el horizonte. Pero los testigos no la vieron. En su lugar percibieron una extraña Luna que les llamó la atención y que luego se transformó en un OVNI. A continuación, una carta celeste con la ubicación de Selene en la noche de ovnis. 


Transcribo seguidamente, de la nota de prensa, el momento en que se descubrió el OVNI:

Dejamos el coche en el aparcamiento y nada más salir de vehículo, observamos "algo" muy extraño. Leopoldo comentó: "Qué Luna más rara...! Pero aquello no podía ser la Luna. No era la dirección habitual...

A continuación, una breve descripción del OVNI:

Por otra parte, era mucho más grande que una Luna llena...

-¿Como cuántas veces?

- No sabría decir, pero más grande...

-¿Y qué color tenía?

-Era blanco, muy brillante. Tenía una parte más luminosa o brillante que el resto. Se notaba perfectamente a la derecha del objeto. Era como un filo...

Seguidamente, la fase de la Luna en el momento de la observación.


Los testigos entraron en el restaurante y al cabo de unos minutos salieron ante la imposibilidad de cenar y comprobaron que el OVNI había desaparecido, cosa que extrañó a los observadores.

La misteriosa "desaparición" de la Luna tiene una explicación sencilla y la proporcionaron los propios testigos:

Lo curioso es que en lugar donde vimos el gran disco quedó una extraña nube. Era la única que había en todo el cielo.

-¿Y por qué dice usted que se trataba de una "nube extraña"?

-Porque se encontraba justamente en la parte inferior del disco aquél. Después desapareció el objeto y allí quedó la nube, difuminándose lentamente.

Obviamente, durante el tiempo que los testigos estuvieron en el restaurante, la Luna, que se dirigía hacia su ocaso, se ocultó detrás de la solitaria nube o tras los obstáculos del horizonte.

En el siguiente mapa se muestra el acimut que tenía la Luna en el momento de la observación.


Se aprecia cierta discrepancia con la visual del OVNI debida, probablemente, a un error de orientación de los observadores o a un error de transmisión de la información al ufólogo (un "cerca de la peña de Santoña" pudo ser interpretado como un "sobre la peña de Santoña") ya que, resulta evidente que el OVNI era la Luna.

Aunque parezca increíble, a estas alturas todavía hay personas que ven extrañas algunas fases (y ocultamientos por nubes) de nuestro satélite natural, tal y como sucedió en el avistamiento de Laredo. Una muestra aquí y aquí.